Casa Rural La Casa Alta - Paredes de Nava - Palencia - Castilla y León - España - Europa
*

Paredes de Nava:: Arte


 
  *
Patio de la Casa Rural la Casa Alta (Paredes de Nava) Patos cucharas Salón planta superior Planta superior Rascón Casa rural La Casa Alta Decoración con antigüedades Zampullín chico
 
> Patrimonio artístico

  • Iglesia de San Martín: Construida en el siglo siglo XV aunque ampliamente reformado en el XVII. En la actualidad acoge el Centro de Interpretación de Tierra de Campos y la Oficina de Turismo de Paredes de Nava. Su Torre Mudejar se ha acondicionado para poder subir hasta el Campanario que hoy hace las veces de mirador donde poder comtemplar el caserio de la Villa y la extensa Llanura en que se asienta.
  • Iglesia de Santa Eulalia: Destaca por su original torre en la que se suceden los estilos románico, gótico y mudéjar. En su interior alberga el Museo parroquial . Este Museo con mas de 300 obras de arte es considerado uno de los Pioneros y mas importantes del mundo rural Español, pues en él se pueden ver obras de Arte de algunos de los Artístas mas relevantes de la Pintura y Escultura Castellanas que fueron el preludio del Siglo de Oro Español. Destaca el retablo mayor, obra renacentista de Esteban Jordán, con tablas pintadas por Pedro Berruguete, entre ellas los Reyes de Israel del banco, comúnmente considerados sus obras capitales.
  • Iglesia de Santa María: La iglesia de Santa María se levanta junto al espacio que ocupó hasta 1412 la aljama de la importante comunidad judía que residió en la localidad. De estilo ojival, fue muy reformada en el siglo XVII.
  • Iglesia de San Juan del Siglo XV con restos del siglo XIII y reformada en el XVII. Esbelta torre de piedra y último cuerpo de ladrillo mudejar. Amplio Portico con tres arcos que resguardan la Portada Gótica.
  • Convento de Santa Brígida: Situado en el casco antiguo de la villa, en la Plaza de San Francisco, el Convento fue fundado en 1667. La iglesia, de reducidas dimensiones, fue construida por el arquitecto padereño Felipe Berrojo con aparejo mixto de piedra y ladrillo. De una sola nave, carece de crucero y presenta cubierta de bóveda de cañón con lunetos y cúpula deprimida de media naranja gallonada sobre el presbiterio. La portada de acceso al templo, en el lado de la Epístola (meridional) y sobria en extremo, consiste en una simple puerta adintelada sobre la que asoma un pequeño escudo. Sobre el muro septentrional se levanta una espadaña.
  • Además la Villa cuenta con otro buen número de otros edificios religiosos o templos que atestiguan su importancia Histórica y Demográfica a lo largo de la Historia: ermitas de La Vera Cruz y de Nuestra Señora del Carmen del Cerezo, de Jesús Nazareno, se encuentran en el casco urbano, mientras que no muy lejos se encuentra la dedicada a la patrona de la localidad, la Virgen de Carejas, al igual que la Ermita del Canal de Castilla. Iglesia-Capilla del Hospital de San Marcos. Restos de la Iglesia Conventual del Antiguo Monasterio de San Francisco, donde hoy se encuentra situado el Ayuntamiento entorno al Claustro Monacal.
  • Murallas: Rodeaba a la localidad una cerca de la que hoy no quedan restos, aunque su perímetro es reconocible al estar marcado por la actual circunvalación. Estaba construida de tapial, con refuerzos de piedra en los puntos más importantes y, al menos, una veintena de torres. Contaba con seis puertas de acceso construidas con arcos de piedra de sillar conocidas con los nombres de Puerta de San Juan o de la Villa, Antenoria, Ardagón o Salida de Carretas, de Gallegos, de la Fuente o Arco de San Martín y la de Renedo. Salvo la de Antenoria, que daba salida a la antigua ciudad vaccea, las demás comunicaban con los caminos que conducían a Palencia, Villoldo, Villalumbroso, Frechilla y el despoblado de Sahagún el Real, respectivamente.
     Además de los edificios Religiosos, Paredes de Nava cuenta con un importante Patrimonio Histórico Civil. En su extenso Caserio se encuentran un importante y llamativo número de casas de Gran Interés. Casonas Señoriales con los escudos de los Linajes de sus Familias, Casas de Arquitectura Popular , Plaza con Soportales, Edificio del Pósito, Edificio de la Tercia.


> Hijos Ilustres:

De la villa de Paredes de Nava han surgido un número de personajes conocidos a escala nacional e internacional, destacando los artistas.

Jorge Manrique:

Monumento a Jorge Manrique, a escasos pasos de La Casa Alta     Autor de la la considerada por muchos mejor elegía en lengua castellana, y una de las más bellas poesías de toda la historia de la literatura castellana, las "Coplas a la Muerte de su padre, el Maestre Don Rodrigo".

     Hijo del primer Conde de Paredes Don Rodrigo Manrique, que fue Maestre de Santiago, nació en Paredes de Nava en 1440, aunque la fecha no puede afirmarse con seguridad. Pertenecían los Manrique a una de las más antiguas familias de Castilla, entroncada con el linaje de los Lara y eran parientes remotos de la misma casa reinante. Hombres de frontera, participaron en las campañas de reconquista y en todas las contiendas interiores durante los reinados de Juan II y Enrique IV. Por parte de su madre, Doña Mencía, recibió el apellido de Figueroa, emparentado con la familia Mendoza. Sobre todos los miembros de esta poderosa familia sobresalió el Maestre Don Rodrigo, protagonista de las famosas Coplas, político, esforzado militar y enemigo de Álvaro de Luna.

     Jorge, por ser el cuarto hijo varón del Conde, no heredó el mayorazgo de su casa, y aunque eclipsado por la sombra de su padre, también ocupó un lugar de cierto relieve: fue caballero santiaguista, Trece de la Orden, comendador de Montizón, Señor de Belmontejo y capitán de la hermandad del Reino de Toledo. Al lado de su padre y de su tío Gómez Manrique, también famoso poeta, luchó a favor del infante Don Alfonso contra Enrique IV, y después de la muerte del infante al lado de doña Isabel, de quien fue entusiasta seguidor.

     En este entorno familiar y en semejante ambiente político y guerrero, se formó y vivió Jorge Manrique. Encarna, pues, el carácter de caballero medieval; una prueba de ello es la divisa que portaba en sus justas juveniles, cuya leyenda decía: "Ni miento ni me arrepiento". Su vida de soldado tuvo una continua presencia en su obra poética, en la que rara es la composición en la que no aparecen referencias a lo militar como símiles de todo tipo (Castillo de Amor, Escala de Amor, etc..).

     Los votos de profesión como miembro de La Orden de Santiago no le impedían contraer matrimonio, como así lo hizo en el año 1470 con doña Guiomar de Castañeda , hija del primer Conde de Fuensalida y hermana de la tercera esposa de su padre, el Maestre Don Rodrigo. De ella tuvo dos hijos.

     Los últimos años de su vida estuvieron dedicados a la causa de los Reyes Católicos. Combatió en Calatrava contra el marqués de Villena en el cerco de Uclés.

 Detalle del     Luchando contra las tropas de Villena, defensor de Juana la Beltraneja, murió frente al Castillo de Garci-Muñóz, en 1479. Sus soldados lo trasladaron al Monasterio de Uclés para recibir sepultura junto a quien, al morir, le había inspirado la evocación de la muerte más triste pero más bella que en el castellano existe. Por su doble dedicación a las armas y a las letras y por su trágica muerte en plena juventud, la vida de Jorge Manrique ha sido comparada con la de Garcilaso de la Vega, poeta, cortesano y hombre de armas como él.


Pedro Berruguete:

Presunto autorretrato de Berruguete (Museo Lázaro Galdiano, Madrid).      Pedro Berruguete nació hacia el año 1450 en la villa de Paredes de Nava (Palencia), donde residía su familia desde 1430. Ese año, su abuelo, llamado también Pedro Berruguete, llegó a Tierra de Campos desde Las Encartaciones (Álava) acompañando al Maestre de Santiago, Don Rodrigo Manrique, recién nombrado Conde de Paredes por el rey Juan II de Castilla.

     Inició su formación en Castilla, la cual completó, supuestamente, en los Países Bajos, con Justo de Gante (Joos van Wassenhove). Con este artista trabajó, en Italia hacia 1477, en la Corte de Federico de Montefeltro en Urbino. Allí también conoció a Piero della Francesca y Francesco di Giorgio Martini.

En este país participó en la decoración del gabinete de estudio del palacio del duque de Urbino, pintando retratos. Asimismo aprendió el manejo de la luz y del espacio, empleados por artistas renacentistas.

     Debido a la muerte del duque de Urbino, hacia 1482-83, volvió a España, donde desarrolló su trabajo en Castilla. En las obras de esta nueva etapa se pueden apreciar principalmente retablos, entre las que se destacan el retablo mayor de Paredes de Nava y el del Convento de Santo Tomás, en Ávila.

Rey David, en el retablo de la Iglesia de Santa Eulalia, en Paredes de Nava, junto a la Casa Alta

     De nuevo en su país, su estilo sufrió una evolución, ya que se tuvo que adaptar a lo que pedía la clientela de la época, que estaba más interesada por una pintura vinculada a los valores religiosos: Las tentaciones de Santo Tomás, La flagelación -retablo de la catedral de Ávila-, Anunciación, Cartuja de Miraflores -Burgos-, Auto de Fe y San Pedro mártir.


     También realizó algunas obras para la colegiata burgalesa de Santa María del Campo, y trabajó en la catedral de Toledo. Su última etapa transcurrió en Paredes de Nava donde pintó obras como el retablo de Guaza (1501), el retablo de Santa Ana y la Virgen (1485-1488).

Pedro Berruguete, entre el gótico y el renacimiento

     Es en Ávila donde Berruguete realizó su última obra, inconclusa y terminada posteriormente por Juan de Borgoña -el retablo mayor de la Catedral -. Murió en el año de 1503.

     La obra de este artista es considerada como un ejemplo de transición entre la corriente artística flamenca y la renacentista, por lo que se convirtió en uno de los principales ejemplos del cambio que se estaba produciendo en Castilla a comienzos del siglo XVI.

     El arte italiano de esa época se caracterizaba por el interés del espacio y de la representación armónica y bella, a lo cual se le añadió la preocupación por la realidad y por la descripción minuciosa del detalle, propias del gusto flamenco. En la producción de Berruguete sobresale además su dibujo, así como su dominio de la técnica del óleo, con la que logra magníficos efectos táctiles en la representación de la materia.



Alonso Berruguete:

 Salomé (Galería Uffizi)    Alonso Berruguete, hijo de Pedro Berruguete, nace, según todos los indicios, entre 1491 y 1492 en la villa de Paredes de Nava. Alonso pasa la mayor parte de su infancia y adolescencia en Paredes de Nava, en compañía de sus padres y teniendo como principal enseñanaza el propio taller y actividad de su padre. Entre 1497 y 1500 es posible que se desplazara toda la familia a Toledo, y allí tuvo ocasión de conocer y vivir el ambiente artístico con otros maestros que, como su padre, también trabajaban en la catedral toledana. También tenemos constancia de que Alonso estuvo en Italia, y aunque no tenemos la fecha exacta de su partida y regreso, si sabemos que en 1505 y en 1508 debió estar por tierras italianas. En 1507 hay que situar a Alonso en Valladolid admirando la gran obra renacentista de Lorenzo Vázquez y preparando el viaje a Italia.

     No sabemos el momento preciso de su partida a Italia, pero sí se puede afirmar su presencia en Florencia y Roma al lado de los artistas italianos de mayor prestigio, por las abundantes referencias de hombres tan conocidos como el gran Miguel Angel o Vasari. A Alonso Berruguete ya se le menciona en 1508 como pintor de oficio y no aprendiz, y se le atribuyen varias pinturas como la "Sacra conversación", de la galería Borguese de Roma, un "Tondo" del Palacio Veccio de Florencia, y un retrato del museo de Budapest, que Longhi supone que es un autoretrato. Son también de su mano "La Virgen con el niño" y "Salomé" de la iglesia de los Uffizi, de gran influencia leordanesca.

Detalle de la     

La valoración que se puede hacer de un artista como Alonso Berruguete, viene condicionada no sólo por lo que su aportación ha representado en el campo de la escultura, sino también por su personalidad y temperamento. En efecto, A. Berruguete es el escultor más famoso del siglo XVI. El crédito del que gozó está comprobado por las declaraciones que figuran en los documentos: "docto y perito en las artes, la persona más hábil, sabia y experta, etc.".

     Como consecuencia de esta estima, fue solicitado por personas y entidades poderosas: el Emperador Carlos V, Dª Francisca de Zúñiga, perteneciente a la familia de los Caballeros de Olmedo, el Abad del Monasterio de San Benito de Valladolid, D. Alfonso de Fonseca, arzobispo de Toledo, el financiero D. Diego de la Haya, el Cardenal Tavera, etc...


Otros hijos ilustres de la villa:


Felipe Berrojo, arquitecto durante el barroco.

Esteban Abril, pintor retratista del siglo XX.

Tomás Teresa León, Presbítero y Cronista Oficial del siglo XX.



> Enlaces de interés:




decoracion casa rural alta
 
Mapa de la web Noticias RSS Nuestro canal en youtube Síguenos en Google+ Síguenos en Twitter Síguenos en facebook
Geografía

Historia

Arte

Folklore y costumbres


Última noticia
NUEVO CENTRO VETERINARIO EN PAREDES DE NAVA

NUEVO CENTRO VETERINARIO EN PAREDES DE NAVA
Acaban de estrenar nuevas instalaciones, entre las que se encuentra la sala de rayos X.
Ampliar noticia

Dónde estamos

Ver mapa más grande

Disponibilidad
Actualizado: 11-07-2016
Reserve nuestra casa

Facebook
¡Síganos en facebook!

Twitter
¡Síganos en Twitter!



 
adorno casa rural
pie casa rural alta
adorno casa rural
 


©2011 Casa Rural La Casa Alta - Paredes de Nava - Palencia - Castilla y León - España - Europa | CR: 34-275 | Tfno: 629614108 | Aviso legal | Mapa web | Contacta | Diseño web Morpheus